Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

PROCESOS DE PARTICIPACIÓN E INCIDENCIA Y MOVILIZACIÓN SOCIAL

PROCESOS DE PARTICIPACIÓN E INCIDENCIA Y MOVILIZACIÓN SOCIAL

Por Nelson Julián Villamizar

Una de las iniciativas ganadoras en la cuarta convocatoria que el Ministerio del Interior del Banco de Iniciativas para la Democracia Participativa fue nuestra Proclama de las personas con discapacidad, cuidadoras, cuidadores en participación y democracia, propuesta planteada por ACEMPRELIV con una metodología que incluye implementación de procesos de formación con énfasis en el reconocimiento de la diversidad que faciliten la inclusión de nuestra comunidad, incluyendo un trabajo de investigación, cubrimiento periodístico, que iniciamos en esta edición de Proclama con su respectiva publicación en la página web, Facebook, redes sociales, correos electrónicos y la estrategia multiplicadora con otros medios.

Esta iniciativa se desarrolla en los siguientes momentos: Identificación de actores y ONGs en escenarios participativos Nacional y Distrital incluyendo semillero y expresiones artísticas; desarrollos periodísticos; producción, impresión de 10.000 ejemplares; un Taller para la formación de formadores en procesos de participación, incidencia y movilización social; celebración de la Feria de la Capacidad desde el 11 hasta el 21 de febrero en la Plazoleta de las Nieves calle 20 entre carreras 7 y 8, como alternativa económica de los participantes y satisfacer el buen gusto de los visitantes y/o compradores; todas estas actividades con memorias fotográficas y registro fílmico.

Además del goce de la feria con la multiplicidad de ofertas sociales, culturales y económicas sobre la que ampliaremos desde las páginas centrales, visibilizando los expositores y a sus magníficas obras artísticas, artesanales y manufacturadas, queremos enfatizar los contenidos del seminario taller, entendiendo que igualmente son válidos para nuestras lectoras y lectores, así uno de los periodistas más destacados socio directivo de Acempreliv y cofundador del periódico Proclama nuestro hermano de causa Jaime Mauricio Gaitán, profundiza en la experiencia pedagógica.

Por mi parte con una semblanza un tanto mixtica quiero compartir con ustedes los fundamentos o principios subyacentes que dieron origen estructural a la experiencia revitalizadora sobre los procesos participativos e incidencia y movilización social, que inician con asumir el papel protagónico de cada quien en la búsqueda de alternativas de solución vivenciando que la responsabilidad es desglosando las dos raíces de esta frase, es la habilidad para responder, comprometida desde el “YO SOY” , reconociendo la plena conciencia de esta afirmación con su contenido religiosa o mejor aún metafísico, así en la Biblia se narra en uno de sus más tradicionales relatos cuando Moisés a punto de recibir la tabla con los mandamientos de la Ley de Dios pregunta a una zarza en llamas símbolo de fuego divino ¿Quién eres tú? ., una gran voz responde “YO SOY EL QUE SOY”.

Más adelante en el nuevo testamento, Jesús de Nazaret repite esta poderosa afirmación, que nuevamente en la literatura de la nueva era retomando otros tratados orientales determina que el “YO SOY” es la afirmación de la presencia de Dios en cada quien y este es el baluarte trascendental de quien asume el yo soy responsable de hacer que las cosas sucedan y de propiciar las trasformaciones en su propio SER, acorde con un avance de conciencia o propiciando esas transformaciones en su entorno sujeto a un compromiso como primordial razón de ser en un proyecto de vida.

En esta línea de conducta el SER, HACER y el TENER, son secuencias que inician en el reconocimiento de la integralidad del SER, constituido más que por huesos, carne y sangre, sobre todo por el sentimiento, el pensamiento, más interior mente por el alma que en su psiquis constituye la fuerza vital que evoluciona en la conciencia y el espíritu a la voluntad suprema de servicio a los demás y este es el máximo sentido del HACER cuando propiciamos bienestar o mejor vivir para nuestros semejantes y es el preámbulo indiscutible del TENER, no tanto material que suele ser efímero, siendo más importante el tener experiencias de auto realización personal.

Esto va de la mano con el servicio como oportunidad para el progreso integral humano, tomando mayor significación con ese mandato divino que ordena” AMA A TU PROJIMO COMO A TI MISMO” y es que solo el que tiene amor, también tiene la capacidad de dar amor y entonces el QUE HACER cobra mayor sentido, el servicio como una práctica elemental de dar amor y no solo podemos pensar que esta experiencia es de renunciación a los bienes materiales, muy por el contrario, una de las leyes universales es la de dar y recibir o la de causa y efecto y es que quien sirve con anegación o sin esperar nada a cambio, también recibe de los beneficios en que fructifica sus servicios.

Tener esta conciencia implica un mayor grado de evolución humana, por fortuna todas y todos tenemos la posibilidad de ser perfectibles, es decir podemos perfeccionarnos o aproximarnos a la perfección siendo lo perfecto un don divino y por tanto parte de la búsqueda de la realización personal, en términos más sencillos o menos exotéricos las personas somos susceptibles de mejorar y de ahí la importancia de tener un proyecto de vida y tener la capacidad de auto evaluación para saber en qué punto nos encontramos, con una mirada interior reconocer nuestras debilidades para convertirlas en fortalezas, identificando las oportunidades que conducen a nuestro desarrollo integral humano y las amenazas que pueden detener nuestro avance o distraernos de nuestra ruta evolutiva.

El dónde realizamos nuestro servicio, bien puede ser en los espacios de participación ciudadana construyendo posibilidades, promoviendo los derechos de nuestra comunidad, aportando en la formulación de las propuestas o alternativas de solución y sobre todo apoyando los liderazgos ya consolidados, promoviendo el semillero de nuevos liderazgos y ejercitando nuestro propio liderazgo, aceptando y superando los retos que plantea las circunstancias, derrotando las condiciones de adversidad para que cada vez sea más propositivas y proactivos nuestros procesos de participación ciudadana, nuestra incidencia en la sociedad y nuestra movilización social como un propósito superior para dejar el mundo mejor que como lo encontramos, construyendo un mejor futuro, entendiendo que es el mejor lugar donde viviremos el resto de nuestra existencia.

Comentarios  

Kandi
0 #1 Kandi 06-02-2019 18:17
My brother suggested I may like this blog. He was totally right.

This put up actually made my day. You can not imagine simply how much time
I had spent for this information! Thanks!

Feel free to surf to my blog; Gretchen
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Pautas

PROCLAMA STEREO