Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Editoriales

En este espacio se consignan  las apreciaciones de los procesos políticos y/o históricos de la actualidad dadas por  periodistas invitados y de proclama.

DEL GALEÓN SAN JOSÉ AL GAÑAFÓN DEL “YO NO SE”

 

EDITORIAL 088

 DEL GALEÓN SAN JOSÉ AL GAÑAFÓN DEL “YO NO SE”

 

Por: Nelson Julián Villamizar

El renombre del rico termina con su vida; se recuerda el tesoro, pero no al atesorador. Muy otra es la gloria de la virtud de los mortales que la de sus tesoros.

Leonardo Da Vinci


Por estos días uno de los temas manidos en los medios de comunicación, me permite un comentario, a riesgo de ser igualmente recurrente, que por no conocerlo previamente debo expresar, reitero siendo de elemental perogrullada ante historiadores y críticos políticos que han tratado temas similares y conexos con mayor dimensión, profundidad y alcance  y en mi caso es que el susodicho Galeón lo que contiene o en sí mismo tipifica es el execrable despojo o inmisericorde robo continuado del que ha sido víctima América Latina por el depredador imperio español, que sería un descomunal cinismo pretenderlo consumar 308 años después.

Tal vez suene pueril, pero no comprendo porque en una sociedad donde todo se demanda o pleitea, aún no es conocido que algún abogado de marras haya entablado un proceso por daños y perjuicios que obligue a indemnizar a los empobrecidos países saqueados por los atracadores europeos en un intento de aproximación al igualmente repetitivo discurso de la “verdad, reconocimiento, perdón, justicia y reparación”, entiendo que organismos  internacionales como la ONU, como en algunos casos se dice de la ley no puede actuar retroactivamente o que Estados poderosos se hayan “Blindado” como suelen hacerlo nuestros avezados delincuentes de cuello blanco.

Lo cierto es que para mí ejercicio de reflexión en esta editorial procuro algunas similitudes entre el Galeón que está en el fondo y el trasfondo del gañafón, siendo este último la cornada que da un toro cuando arremete de forma descompuesta sin enganchar al bulto al que va dirigido y para mi construcción si se quiere “seudoliteraria” o traída de los cabellos quiero referirme a símiles que encuentro entre el San José y el “yo no sé”, este último no como la respuesta real frente a un desconocimiento sino como la respuesta infantil que evade una responsabilidad frente a un daño causado.

Así algunos burócratas debidamente apertrechados y anquilosados en los mandos medios intentan evadir su carencia de voluntad política falta de gestión o crasa incompetencia, que les impide cumplir con sus funciones , metas u objetivos misionales perjudicando no solo a los sectores sociales o grupos poblacionales para los que supuestamente prestan sus servicios , sino que también entraban los procesos o lesionan el cumplimiento de los propósitos y mancillan el buen nombre del Gobierno Distrital, dejando a la comunidad en las mismas circunstancias en las que han quedado históricamente quienes desde las orillas de nuestras tierras han visto como se alejan los galeones cargados con los sueños y las posibilidades.

Estas comunidades empobrecidas tanto por  sus difíciles condiciones, socavadas con frustraciones y desengaños, exigen hoy respuestas políticas, técnicas y administrativas más eficientes y efectivas, no más dilaciones, no más distractores, no más evadir responsabilidades, ya son suficientes 8 años de política pública fallida, las actuales circunstancias exigen su inmediata evaluación para determinar sus líneas base y así mismo definir los nuevos indicadores a superar en esa dinámica de progresión que obliga al estado social de derecho y que más allá de los estilos o modelos de gobierno afirmativamente compromete al Distrito Capital.

Esta evaluación es igualmente exigible para cumplir con el Acuerdo 561 de 2014 que obliga la incorporación de la Política Publica Distrital de Discapacidad en el próximo Plan de desarrollo, que pronto las ciudadanas y ciudadanos deberemos formular en los encuentros ciudadanos y demás espacios de planeación participativa, so pena de la cascada de acciones de tutela y no contra el actual gobierno, bastante mal trecho por la mediocridad de quienes en el nuevo Gobierno tendrán que dedicar gran parte de su tiempo a proyectar las respuestas y demás documentos para justificar su inoperancia matizando con el “yo no sé” que va desde el “yo no sé” cuántas y cuantos somos las personas con discapacidad en Bogotá hasta el “yo no sé” cuanto es el auténtico presupuesto para lograr las metas pasando por el “yo no sé” de los responsables con sus tiempos y movimientos con bases financieras tanto para el plan de acción de la PPDD como del plan operativo del Sistema Distrital de Discapacidad que todas y todos si sabemos han sido flagrantemente transgredidos o sínicamente incumplidos.  

Lo que la comunidad también si sabe es que deben mantenerse en alerta permanente desde ya hasta el último día previsto para la ejecución del plan de desarrollo de la Bogotá Humana junio de 2016, exigiendo el inmediato cumplimiento de la Directiva 010 para hacer cumplir nuestra inclusión laboral en el 3% de los cargos del Distrito esquivando las  irresponsabilidades, postergaciones y demás jornadas con que pretenden ensartarnos con el gañafón del “yo no sé” conservando las oportunidades en nuestro derechos ya alcanzados así como el Estado colombiano también tendrá que conservar las riquezas del Galeón de San José.

Ni una Teletón más…no mas teletonterias…no seamos más Teletontos

Ni una Teletón más…no mas teletonterias…no seamos más Teletontos

Por Nelson Julián Villamizar

cacerolazo contra Teleton

Con infinita tristeza y total indignacióndebo reconocer e invito a que todas y todos reconozcamos como venimos asistiendo año tras año a uno de los espectáculos más vergonzosos y denigrantes tanto de los avances que como especie humana deberíamos reflejar de mejor manera, como de las conquistas que como población de personas con discapacidad hemos logrado, todo esto cada año borrado de un plumazo o peor aún, fría y sistemáticamente premeditado, sínicamente planeado por mercado tecnistas manipuladores de la sensiblería, empresarios inescrupulosos y mercenarios de las comunicaciones que durante 27 horas extorsionan la buena fe y la solidaridad mal entendida y peor practicada por ingenuos y teletontos.

Desde tiempos ancestrales con la aparición de las monedas y como queriendo comprar el cielo en cómodas cuotas y sin financiación, los que más tieneno poderosos regalan o comparten de sus mendrugos con los más pobres, de ahí la palabra mendigo, otra palabra tristemente célebre por estos días es limosnero, que paradójicamente no corresponde a quien la recibe sino al que las brinda, es decir, al que da las limosnas que muchas veces, también corresponde a ignorantes o hipócritas que quieren lavar sus culpas o expiar pecados con farisaica inversión pretendiendo apaciguar sus conciencias.

En el Sueño de las escalinatas Jorge Zalamea dejo a la posteridad la imborrable imagen de contundente interrogante “¿Y no pisotea al inválido y al niño la vaca cegatona que acude cuando la llaman Caridad?”, pues tenemos que responder que sí, que pisotea y atropella cualquier dignidad y que por esto no podemos rebajar el relacionamiento entre las personas con discapacidad y el estado colombiano a tan pobre condición de mendigos y limosneros máxime cuando nuestro país ha suscrito la convención de la organización de las naciones unidas para los derechos de las personas con discapacidad.

Esta circunstancia sumada al inmenso caudal legislativo que enmarca los compromisos institucionales o las responsabilidades estatales con nuestra población debe cobrar otra arista superlativa cuando se trate del uso del espectro electromagnético que es propiedad del gobierno nacional, es decir, de las y los colombianos entregado en burda concesión a los idiotizantes o alienantes canales privados de televisión que en este caso es mal utilizado en contra de nuestros principios, valores y más caros intereses sociales, vilmente arrastrados en este frenético desfile de la ignominia y la deshonra.

En este cruel reallity que mancilla y menoscaba aún más nuestra paupérrima condición en el imaginario colectivo, los que realmente ganan además de la para nosotros nefasta fundación Teletón son los propietarios de los canales privatizados y todas y todos debemos tenerlo bien claro, esto es porque ni más ni menos este aberrante show mediático seconstituye en la propaganda o cuña más gigantesca de la televisión colombiana,es la única pauta que dura 27 horas,donde los presentadores, artistas, políticos, empresarios y anunciantes que allí se mencionan son debidamente pagados con cargo a lo recolectado o retribuidos publicitariamente.

Es necesario recordar que hace unos años este festín lastimero se escenificaba en ambiente navideño entonces los “regalitos” fluían en cantidades multimillonarias, pero ahora han montado su parafernalia precisamente antes del cierre de impuestos más grande del año que es en el mes de marzo seguramente con la intensión ladina de blanquear activos o lavar impuestos mediante las donaciones de los industriales empresarios y comerciantes que desprevenidamente participan en esta farsa  que paradójicamente es contraria a cualquier propósito altruista y perjudicial para la población de personas con discapacidad.

Por esto debemos alzar nuestras voces, protestar enérgicamente, movilizarnos para que este ruin certamen sea el último, todas y todos sin distingos dejando de lado superfluas diferencias entre nuestros líderes y lideresas, debemos manifestarnos en todos los rincones de nuestra patria, quienes residimos en el distrito capital debemos salir de nuestras casas, fabricas, oficinas, aulas de clase o del sitio donde estemos y todas y todos nos encontraremos este viernes 27 de febrero a las 6:00 p.m. frente a la calle 63f n° 28b-15, allí están los estudios de televisión donde se transmitirá este bochornoso certamen y allí expresaremos en un plantón y cacerolazo toda nuestra inconformidad, llamamos, esto sí, en autentica solidaridad a toda la ciudadanía para que nos acompañe, a todos los medios de comunicación comunitaria, alternativa y popular para que también se hagan presentes con sus cámaras y micrófonos para denunciar y frenar de una vez por todas esta patética teletonteria para que no vuelva a hacerse nunca jamás y para que no vuelva a embaucar a más teletontos.

NUESTRO PUEBLO HABLO, EL GOBIERNO ESCUCHO SU MANDATO, OBEDECER ES CAUSA COMÚN EDITORIAL 079

 

Por: Nelson  Julián Villamizar

Comprendiendo nuestro papel como medio de comunicación comunitaria, alternativa y popular como proclama y memoria histórica de nuestra población expreso con alegría y orgullo mis más emotivas felicitaciones a nuestra comunidad que en un evento apoteósico, sin duda el más grande en los últimos años, participo con entusiasmo, voluntad política y absoluta fe en la democracia, igualmente el Gobierno Distrital y el Sistema Distrital de Discapacidad que una vez más demostraron el ferviente compromiso de la Bogotá Humana con nuestras causas sociales.

Seguramente como suele suceder, existirán detractores, personas frustradas, agua fiestas o pesimistas que solo ven la "botella medio vacía"; lo cierto es que esa misma botella medio llena reflejada en más de 3.000 personas abarrotando el recinto ferial más los que desde sus casas siguieron la transmisión en directo por Canal Capital, la emisora D.C. y la cadena de Emisoras Comunitarias, cuando la meta eran 2.000, la juiciosa presencia del Alcalde Mayor y sus secretarias y secretarios de despacho que según rumores llegaría a las 11:00am y se marcharía a la 1:00pm cuando realmente llego antes de las 10:00am y solo se retiró a las 3:00pm cuando el temario estuvo amplia y suficientemente desarrollado.

Dejando claros compromisos que serán materia de análisis y evaluación, así como las intervenciones de las y los secretarios de despacho y el inmenso petitorio de nuestra población, que deberá ser compilado, asumido, interpretado y formulado como mandato ciudadano en lo que resta de esta administración, por parte de quienes ejercen el servicio público y de quienes desde la llamada sociedad civil ejercemos movilización social para ejercer soberanía popular ejerciendo en realidad tanto los unos como los otros, todas y todos, cada una y cada uno nuestra ciudadanía en pleno ejercicio.

Esta deberá ser la tarea compartida durante los próximos días dejando claramente consignados los requerimientos más inmediatos a nuestra población antes de dispersarnos o distraernos en la embriaguez de las festividades seudo religiosas o borracheras paganas del fin de año, que deberán ser retomadas el próximo año como propósitos y metas con nuevos y ambiciosos indicadores a partir de la líneas base que igual también debemos definir y según el propicio marco de la Ley Estatutaria 1618 que garantiza el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad así como la Política Pública de Discapacidad en el distrito conforme lo facilita el Acuerdo 561 de este año, cuidando queden inmersos en los Planes de Desarrollo Distrital y  Locales.

Para esto no podemos permitir que el cabildo abierto de nuestra población con el Gobierno Distrital pase a ser un evento más o que nos dejemos aletargar por la bruma o el sopor similar al que se siente después de una tremenda juerga y si bien fue una gran fiesta democrática no podemos permitir que nos mate el guayabo  de la rumba cabildante pues de esta debemos recoger su acta o memoria y elevarla a documentos públicos con el correspondiente seguimiento de las consejeras y consejeros tanto distritales como locales, la Red Ciudadana de Control Social, la Mesa Distrital de Discapacidad y en general todo el Movimiento Social por los Derechos de las Personas con Discapacidad, sus Familias, Cuidadoras y Cuidadores.

De momento quedan algunos compromisos reiterados ante nuestra comunidad y los medios de comunicación, entre ellos la Alta Consejería como ente rector del actual Sistema Distrital de Discapacidad, reforzado con la subdirección de la población de personas con discapacidad en la Secretaria Distrital de Integración Social, la Gerencia de nuestros asuntos comunitarios en el IDPAC que requieren gestión social para los cambios administrativos y estructuras orgánicas a que den lugar y el Observatorio Distrital de Discapacidad, así como el 3% de la Planta Administrativa del Gobierno Distrital para la oferta laboral de nuestros, operarios, técnicos y profesionales.

Otros igualmente expresados exigen para sus desarrollos de nuestra juiciosa participación ciudadana y efectivo control social en proactiva movilización permanente con este objetivo dedicamos esta PROCLAMA en gran medida al análisis de los resultados del cabildo para escudriñar el presente de nuestros requerimientos y sus consecuentes resoluciones como para otear en el futuro las transformaciones por venir en ese mañana promisorio que posibilitaran nuevos diseños urbanos con el mejor diseño humano recordando siempre que el pueblo debe hablar para que el gobierno escuche y entre todas y todos construyamos más y mejores oportunidades y posibilidades, obedeciendo el mandato popular como causa común y propósito superior de nuestra sociedad.

DE CAVILAR A CABILDEAR

 

Por Nelson Julián Villamizar

“Coadyuvar a profesionalizar la actividad del Cabildeo como una herramienta en el proceso de la Comunicación Social y Organizacional”. Hernán Cortes.

El cabildeo se ha utilizado en diferentes dosis y en diferentes épocas de la evolución de las sociedades, cabildear es un verbo que deriva del sustantivo cabildo, el concepto está relacionado con la participación de la sociedad en los asuntos públicos. El cabildeo ayuda a dinamizar los procesos de toma de decisión política y sobre todo en las relaciones públicas, entre otros mecanismos de gestión, el cabildeo logra que un número mayor de organizaciones y grupos representativos de la sociedad participen en dichos procesos; en ese sentido, el cabildeo promueve la democratización de las decisiones públicas.

hoy es bueno que recordemos que nuestra patria en su etapa Republicana se inicia en un cabildo, siendo su producto específico o documento histórico el Acta de Independencia, según cuentan los historiadores, los criollos fueron al almacén de Llorente a pedirle prestada una pieza. Algunos dicen que fue un ramillete, otros un farol y otros un florero, con el fin de adornar la mesa de Antonio Villavicencio. Llorente se resiste porque dice que la pieza está maltratada y en mal estado. Se arma el tumulto y se convoca a un cabildo abierto poniéndose en sintonía con lo que ocurre en las otras provincias de la Nueva Granada y lo que ocurre en las otras colonias españolas.

Siendo necesario definir la figura del cabildo, tenemos dos versiones, por una parte la antigua, el cabildo cerrado o mejor llamado Concejo Municipal, institución que estaba compuesta por alcaldes, regidores y otros oficiales. Por otra, el cabildo abierto que derivado de su propio nombre compromete la participación de las autoridades de la ciudad al mismo tiempo que la de los habitantes de la misma; El cabildo abierto es un mecanismo de participación política establecido por la Constitución colombiana de 1991, con el fin de ampliar los límites de la democracia representativa mediante la participación comunitaria a nivel local dando lugar a que grupos sociales tengan posibilidades de participar en las decisiones que afecten su vida cotidiana.

Retomando la figura del cabildo abierto como mecanismo de participación ciudadana, se le  otorga en su marco normativo la fuerza de ley de la que careció durante el período colonial y republicano previo, el cabildo abierto hoy se erige como un mecanismo de participación política que posibilita a la sociedad colombiana un medio de intervención directa en la toma de decisiones, en el horizonte de la corresponsabilidad ciudadana y de mayor acercamiento entre los actos de los representantes y la voluntad de los electores.

Bien claro debemos tener que no lograremos la totalidad de nuestras búsquedas sociales en un solo cabildo con el Alcalde Mayor, sus secretarias, secretarios y de más directivos de las entidades distritales, que ojala asistan cumplidamente, al menos las y los más comprometidos con vacíos y deficiencias, evidenciados en la todavía incipiente aplicación de la política pública de discapacidad en el distrito, este primer cabildo de las personas con discapacidad, cuidadoras, cuidadores, sus familias, representantes de organizaciones sociales, técnicos y profesionales afines y el gobierno distrital de la Bogotá Humana, puede ser un significativo acto simbólico que deberemos rescatar como punto de partida de un nuevo ciclo histórico.

Atrás quedan 7 años de escarceos y devaneos plagados de múltiples documentos técnicos y maratónicas matrices que aún están por reflejarse en hechos ciertos y acciones afirmativas que para muchos de nuestro tecnócratas y burócratas simplemente se circunscribe a unas determinadas actividades para “mostrar” y hacer creer que se está haciendo, dando vueltas y vueltas entorno a los mismos temas y “activismos” que en sí mismo constituye el “circulo vicioso” que ya debemos romper, dinamizando la nueva etapa en la ruta de los restantes 6 años de verdadera, efectiva y exitosa aplicación de la P.P.D.D. en toda nuestra ciudad y sus 20 territorios.           

Todas y todos estamos cavilando acerca de nuestro mejor futuro, como sempiterna tarea de nuestra condición humana, nuestras realidades y necesidades exigen la consolidación de los sueños, propósitos, marcos normativos y líneas base para que en los meses que aún faltan de esta Bogotá Humana, las metas específicas para mejorar los indicadores del desarrollo humano de nuestra población queden incluidos y bien determinados en cifras (cobertura e inversión),  responsables y  cronogramas para la ejecución de planes, programas y proyectos que desde este cabildo deberemos proyectar en sus sucesivas jornadas de evaluación y planeación        para la mejor formulación en el próximo plan de desarrollo, donde el ente rector o alta consejería de la población de personas con discapacidad, en la órbita superior de la alcaldía mayor, la subdirección de la población de personas con discapacidad de la secretaria distrital de integración social, la gerencia para la comunidad de personas con discapacidad del  IDPAC y el observatorio distrital de discapacidad como nuevos estamentos de nuestro sistema distrital como logros específicos de este cabildo propicien nuestra continuidad en el tránsito de cavilar y cabildear.   

Al cavilar sobre las limitaciones del espíritu humano, siéntese algo así, como, abatimientos de rey destronado, nostalgias y desfallecimientos del águila alicortada y prisionera. (Santiago Ramón y Cajal). FRASE CELEBRE

Pautas

PROCLAMA STEREO