Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Editoriales

En este espacio se consignan  las apreciaciones de los procesos políticos y/o históricos de la actualidad dadas por  periodistas invitados y de proclama.

100 PROCLAMAS A LOS PROCLAMANTES QUE SEGUIRAN PROCLAMANDO POR MÁS DE 100 AÑOS BUSCANDO NUESTRA OPORTUNIDAD SOBRE LA TIERRA

100 PROCLAMAS A LOS PROCLAMANTES QUE SEGUIRAN PROCLAMANDO POR MÁS DE 100 AÑOS BUSCANDO NUESTRA OPORTUNIDAD SOBRE LA TIERRA 

 

Por: Nelson Julián Villamizar

Un diferencial fundamental con los Medios Tradicionales o masivos es que los Medios Comunitarios nacemos, vivimos y nuestra razón de ser es nuestra base social y por tanto es imposible ser ajenos a sus búsquedas, logros o reivindicaciones, sacudiéndonos de la hipócrita postura de la imparcialidad, acomodaticia objetividad y mentiroso equilibrio informativo, en nuestro caso “PROCLAMA” desde la concepción del mismo nombre solo existe para nuestra comunidad, a la que abrazamos y a la que entregamos cada instante y todo esfuerzo para mejorar sus condiciones y transformar sus realidades.

Otro diferencial es que superponemos los principios sobre los intereses siendo el altruismo y la solidaridad nuestros principales movilizadores, así esto cueste salir de los afectos y los pagos de los poderosos, hoy montados en el cínico carrusel de la compra y venta de conciencias,instrumentalizando la ley de la oferta y la demanda, que calla, tergiversa o manipula  la opinión pública en concupiscencia, complicidad y complacencia con el Gobierno Distrital, así las cosas por siempre lo que Proclamaremos serán los Derechos de nuestra comunidad.

En este proceso el 3 de Diciembre cumpliremos 16 años de testimonio presencial, de activismo comunitario, de movilización permanente de la acción ciudadana  que Proclama un futuro mejor y en un eterno presente lo construye, desde nuestro proceso de gestación propiciamos la conformación de los 20  Consejos Locales de Discapacidad, según lo establecía el Acuerdo 16 de 19994, que dio vida al Consejo Distrital para el Discapacitado  sin que esto se cumpliera hasta 1998 en que asumimos la iniciativa con otras 2 metas inmediatas, que para entonces resultaba de difícil cumplimiento, una era conquistar nuestro Derecho al Votopues los representantes de las Personas con Discapacidad patéticamente éramos simples invitados, supuestamente con voz, pero efectivamente sin voto, transgrediendo principios constitucionales y todos los postulados de la Participación Ciudadana.

La otra meta implicaba igualmente un cambio social y político con un fuerte componente cultural como es avanzar del peyorante calificativo de discapacitado al asumirnos  y posicionar en el imaginario colectivo nuestra dignidad de personas con discapacidad, estos 2 propósitos reivindicatorios exigían la modificación o derogación por parte del Concejo de Bogotá, lo que se consiguió el 9 de Agosto de 1999 con el Acuerdo 22 que acogió integralmente nuestra propuesta creando así el Concejo Distrital para las personas con Limitantes Físicas, Psíquicas y Sensoriales.

Posteriormente el Acuerdo 137 de 2004 establece el Sistema Distrital de Atención Integral a las Personas con Discapacidad consolidando uno de los procesos de planeación participativa de nuestra población en Bogotá, Colombia y América Latina, que dio sus frutos con la construcción y expedición del Decreto 470 del 12 de Octubre de 2007, que define la Política Publica de Discapacidad en el Distrito Capital que hasta la fecha enmarca las vivencias y dinámicas sociales más relevantes de nuestra comunidad en la Historia del País.

Sin embargo las búsquedas sociales y las expectativas de la población de personas con discapacidad han rebasado los alcances de las 4 Dimensiones en el Desarrollo de sus Capacidades y Oportunidades, la Ciudadanía Activa ha superado  la Dimensión Cultural Simbólica que cada vez exige más conquistas en sus entornos y territorios con un enfoque prevaleciente de sus Derechos Humanos acorde con sus especificidades y diversidades, sin que se logre corresponder a sus Necesidades Básicas Insatisfechas, a lo largo de los últimos 10 años.

En el año 2010 denunciando el incumplimiento de esta Política Pública y la existencia de un cartel de contratación también en el ámbito de las Entidades Distritales, los Servidores Públicos, los Operadores y Prestadores de Servicios, nuestra comunidad con el respaldo de la Veeduría Distrital y el liderazgo de la Red Ciudadana de Control Social y seguimiento a la Política Pública Distrital de Discapacidad emplazo’ al Alcalde Mayor Samuel Moreno Rojas para que por primera vez en el País se presentara una rendición de cuentas específica para nuestra comunidad, evidenciando así un cumulo de deficiencias, tanto en el Plan Operativo del Sistema Distrital de Discapacidad como en el hasta ahora y siempre inocuo Plan de Acción de la Política Pública, estableciendo unos compromisos institucionales para realizar los ajustes y poner en marcha esta construcción de planeación participativa .

Pasado un año y ante la recurrencia de los sistemáticos incumplimientos por parte del Gobierno Distrital y la sempiterna incapacidad del Sistema Distrital de Discapacidad, las fuerzas vivas de la sociedad civil expresadas en sus organizaciones sociales, Mesa Técnica y Red de Discapacidad con las Consejeras y Consejeros tanto Distritales como Locales y la Red Ciudadana De Control Social y Seguimiento a la PPDD, confluyen en el primer y más grande Movimiento Social “Por los Derechos de las personas con Discapacidad, sus familias, Cuidadoras y Cuidadores”, realizando el 19 de Agosto de 2011 el Plantón “Por el Respeto a las Personas con Discapacidad y a los compromisos Institucionales”.

La Alcaldesa Clara López Obregón ante esta presión social se vio obligada a salir a la Plaza de Bolívar donde concertó con las Lideresas y Líderes de este Movimiento Social la instalación de 10 Mesas de Negociación, siendo la primera instalada ese mismo día para discutir el Pliego de Peticiones y Metodología para las siguientes 9 Mesas que sesionaron a partir del 1 de Septiembre fructificando en 2 Hechos Emblemáticos la Directiva 019 de 2011que dio inicio a un intento en el que aun persistimos  para definir líneas bases y demás indicadores para que sea verdadera la ejecución de la PPDD, de una parte y de otra el Acuerdo 484 del 27 de Diciembre de ese mismo año que estableció el subsidio de transporte recogiendo así otra iniciativa popular que se gestó desde el año 2009 que incluyo marchas y bloqueos en las más importantes vías de transmilenio, como el acercamiento y retroalimentación con los concejales ponentes  Jaime Caicedo, Álvaro Argote y Celio Nieves.

En el Gobierno de Gustavo Petro también realizamos movilizaciones siendo las más significativas las del 18 de Julio para que se reglamentara y se hiciera efectivo el subsidio de transporte lo que sucedió con el Decreto 429 el 11 de Septiembre de 2012 y el llamado ascensor-azo o toma pacífica de la  Secretaría Distrital de Integración Social el 21 de Marzo de 2013 que genero los acuerdos que permitieron la mayor Estrategia de Inclusión Laboral de las Personas con Discapacidades y las Cuidadoras y Cuidadores así como que se lograra que la comunidad asumiera el reto de administrar, coordinar y ejecutar  el proyecto 721que hasta la fecha es el de mayor inversión pública y de más fuerte impacto social en beneficiode la población de personas con discapacidad en la historia del Distrito Capital.

Otra importante movilización fue la toma pacífica y amenaza de huelga de hambre del 17 al  19 de Diciembre de 2015 en la Secretaria Distrital de Gobierno, que logro realizar el ultimo Concejo  Distrital de Discapacidad en la Bogotá Humana que ya había sido cancelado y establecer las líneas de acción más  significativas para la sociedad civil en la transición al Gobierno de la Bogotá Mejor para Todos, que entre otras pretendía  la formulación del Plan de Acción de la PPD  para que fuera incluido en el nuevo Plan de Desarrollo conforme lo ordenaba el Acuerdo 561 de 2014

Este propósito nuevamente fue frustrado por la inoperancia y falta de idoneidad en el Sistema Distrital de Discapacidad que no cumplió con esta Misión que es la verdadera causa de la inexistencia de presupuesto para ejecutar los planes y proyectos que deberían dar continuidad y sostenibilidad  para cumplir con la política Pública, siendo uno de los motivantes de nuestra actual movilización social “Por el Respeto a las Personas con Discapacidad, Cuidadoras, Cuidadores y a sus Derechos Adquiridos”  con el que estamos respondiendo a los miserables ataques de Enrique Peñalosa, demostrando  que nuestros Derechos no tienen Color Político y que no se mendigan pues hemos demostrado que se conquistan al calor de la lucha organizada y que  nuestras movilizaciones han sido registradas en las 100 Proclamas para los Proclamantes que seguirán Proclamando por más de 100 Años, buscando nuestra oportunidad sobre la Tierra.

 

QUE SE MUEVE, SE MUEVE, NUESTRA REINVINDICACIÓN EN LA RUTA PARTICIPATIVA SE MUEVE

QUE SE MUEVE, SE MUEVE, NUESTRA REINVINDICACIÓN EN LA RUTA PARTICIPATIVA SE MUEVE

Por: Nelson Julián Villamizar

Enfrentándose a lascreencias de la iglesia Galileo Galilei recogiendo las investigaciones de Copérnico se atrevió a expresar sus deducciones  sobre el movimiento de la tierra alrededor del sol, lo que ocasiono su ostracismo y terrible muerte, negar ese movimiento o pretender ocultar sus causas implicaba las más seria y profunda  revisión a todo el andamiaje religioso de la sociedad, con el paso de los años y los avances de la ciencia y el pensamiento, la humanidad hoy asume esta realidad con la mayor naturalidad y elemental regla básica del conocimiento.

Con el tremendo costo que implica revelar verdades o revelarse ante las falsedades, los pueblos  evolucionan dejando tras de siepisodios que denuncian su ignorancia o manifiestan las certezas de las nuevas alternativas para vivir mejor, esta es una de las mayores acepciones de la movilización, principal razón de ser de quienes son consientes de su capacidad de movimiento y lo ejercita.

A fines del siglo XIX  Rosa Luxemburgo  connotada periodista y política izquierdista en Alemania, afirmo que “Quien no se mueve, no siente sus cadenas”, en un conocido discurso en el que convocaba  a los desempleados, los obreros, a las mujeres, a los emigrantes y a los más oprimidos a unirse al Movimiento Espartano, enfatizando en la necesidad de movilizarse para mejorar sus duras circunstancias superando sobre todo la ignorancia, la inconsciencia, la pasividad o el escepticismo, más recientemente en la primera mitad del siglo XX, nuestra hermana de causa y magnifica artista  universal Frida Kahlo desde su silla de ruedas expreso “Nada hay absoluto.  Todo se cambia, todo se mueve, todo revoluciona”.

Contamos con una exuberante proliferación normativa y legislativa acorde con el rimbombante Estado Social de Derecho con la más abundante Constitución Política en numerales literales y  contenidos  la frustrante realidad es que en sus desarrollos y aplicaciones prácticas y efectivas las circunstancias y vivencias son patéticas y en ese inmenso océano  de leyes, acuerdos, decretos, ordenanzas, resoluciones y jurisprudencias en las que regularmente se ahogan la credibilidad y las expectativas de una población que nada y nada y nada y nada que encuentra terreno firme para afianzar sus ilusiones y construir mejores posibilidades y mayores oportunidades.

Ese contexto leguleyero entrabado, enredado y entreverado por un modelo social, económico, político y administrativo que privilegia la trampa, y el recoveco los laberintos, las dilaciones, la negligencia y la inoperancia también privilegia el poder dominante del dinero sobre los que mas carecen de el prevaleciendo la inequidad y la injusticia evidenciando que ante lo fallido del derecho las realidades exijan las vías de hecho al punto que se reglamenta el derecho a la protesta pacifica y la movilización social  como una de las alternativas mas contundentes de la participación ciudadana.

En el Distrito Capital desde el pasado primero de Abril ante la arbitraria y por demás atrabiliaria imposición del Alcalde Peñalosa  de superponer los intereses económicos de unos pocos sobre los derechos de otros muchos paradójicamente pertenecientes al “grupo de protección especial por parte del estado” al que se le arrebato la mitad del subsidio para el transporte con la argucia del déficit financiero de los transportadores evidenciando así que en la BOGOTA MEJOR PARA TODOS LOS EMPRESARIOS precisamente son estoslos poderosos Empresarios del Transporte el verdadero grupo de protección especial para el Burgomaestre Peñalosa.

Esta circunstancia entre otros abusos en contra de nuestros derechos constituye el dinamizador de nuestra movilización social POR EL RESPETO A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y SUS DERECHOS ADQUIRIDOS que desde su comisión negociadora ha establecido una ruta participativa que  antes de cumplir sus primeros 3  meses previstos en el cronograma como la fase del  corto plazo o tiempo inmediato ya cumplió plenamente con los resultados esperados pues sus 8 comisiones preparatorias de las mesas de trabajo sectorial o comisiones negociadoras que han recogido los contenidos del pliego de peticiones entregados al Gobierno Distrital el 19 de Abril en el marco del ya conocido como BOMBAZO CONTRA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD,CUIDADORAS, CUIDADORES Y SUS FAMILIAS.

Han trabajado desarrollando juiciosamente una metodología con estrategias y tácticas que incluyen la triangulación entre el insuficiente y falaz Plan de Acción de la Política Publica de Discapacidad, el Plan de Desarrollo del actual Gobierno Distrital que estamos demostrando es excluyente para las Personas con Discapacidad y la renovación de esperanzas gracias  a la construcción del PLAN DE ACCIONES AFIRMATIVASque son nuestra apuesta inicial en esas 8 mesas de negociación que serán convocadas en el CONCEJO DISTRITAL DE BOGOTApor parte de la COMISIÓN ACCIDENTAL constituida por CONCEJALES DE TODAS LAS BANCADASque es otro logro dando inicio a la segunda fase o mediano plazo de esta ruta participativa.

Serán citados los responsables sectoriales, secretarias secretarios de despacho y ordenadores del gasto institucionales  con el acompañamiento y vigilancia de todos los organismos de control, la calificada, cualificada y  comprometida participación  de nuestras Lideresas y Lideres quienes concertaran en el Salón Rodrigo Lara Bonilla el 19 de julio Educación, 24 de julio Salud, 27 de julio Bienestar e Integración,31 de julio Cuidador(as), 3 de agosto Trabajo,8 de agosto Cultura e IDRD, 10 de agosto Vivienda,14 de agosto Movilidad y Accesibilidad (comunicaciones), Participación.

Todo esto paralelo a la evaluación y ajustes de la política publica de discapacidad y los procesos legislativos para la ley de cuidadoras(es) y el  subsidio de transporte en todo el país porque nuestra comunidad y sus derechos en esta ruta participativa, QUE SE MUEVEN SE MUEVEN.  

DESOBEDIENCIA CIVIL POR EL RESPETO A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y A SUS DERECHOS ADQUIRIDOS Edición 097

DESOBEDIENCIA CIVIL POR EL RESPETO A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y A SUS DERECHOS ADQUIRIDOS

Por: Nelson Julián Villamizar

Hace 2 meses que iniciamos uno de los procesos más interesantes en la historia reciente de nuestra sociedad, en  principio para algunos podría ser un episodio aislado, lejano por estar fuera  de un alcance territorial o porque aparentemente es ajeno a nuestros sentimientos, emociones o intereses, sin embargo con una mirada profunda, bien puede servir como laboratorio social en el que a través de cada microscopio personal hasta los más ciegos puedan ver las bacterias, los virus, o el  germen  de una de las enfermedades  que más afecta a nuestro “Estado Social de Derechos”  y que plantea todo un reto intelectual y moral al determinar  cuál es la prioridad en nuestra sociedad, el imperio del dinero como capacidad económica o el imperativo ético de salvaguardar los derechos de todas y todos los Colombianos y para el caso que planteamos los derechos de uno de los grupos “de protección especial por parte del Estado”.

Se trata del ya conocido raponazo a la mitad del subsidio de transporte, que es un derecho adquirido, pretextando truculentamente que las personas con discapacidad no utilizamos el sistema integrado de transporte o lo que es peor, que nos hemos constituido en criminales del siniestro cartel del subsidio de transporte, vendiendo los pasajes que nos sobran, enriqueciéndonos ilícitamente, con astronómica suma de 40 mil pesos, que aduras penas alcanza cada subsidio, siendo esta infamia desencadenante de otras mentiras que ameritan ser revisadas o analizadas “en el microscopio” de la posverdad omentira emotiva, que en la cultura políticacorresponde a un neologismo que describe la situación en la cual, a la hora de crear y modelar la opinión pública, los hechos objetivos tienen menos importancia que lasapelaciones a las emocionesy  las creencias personales.

En esta Edición de PROCLAMA continuamos denunciando las falacias de la “Sociedad  peor para todos”,  donde el debate seenmarcaen apelar a las emociones desconectándose de los detalles de lapolítica pública, evidenciando como la idea en “el que algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad”, es sencillamentementira,estafaofalsedadencubiertas que ocultaría la tradicionalpropagandapolítica y eleufemismode un mentiroso Plan de Acción de la Política Pública de Discapacidad, sin verídicos indicadores o sin presupuesto, pretendiendo disfrazar la gran verdad del retroceso en nuestros derechos, pues de 15 metas para nuestra población en el Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana, rebajamos a brutamente a tan solo 4 metas en el actual Gobierno Distrital, caracterizando las nefastas relaciones públicas y  utilizando lacomunicación estratégicacomo instrumentos demanipulaciónypropaganda.

Por estas razones de fondo nuestra comunidad se ha convocado  en Asamblea Permanente y se ha declarado en desobediencia civil, soportando esta determinación además de lo expresado en algunos principios fijados por Henry David Thoreau a mediados del siglo 19, que en el siglo 20 fueran retomados por Mahatma Gandhi en su  revolución pacífica de la India e independencia de su pueblo ante el imperio Británico   y más recientemente por Martín Luther King en la reivindicación de los derechos civiles de los negros, en uno de los imperios más racistas de la historia, ahora en el siglo 21 las personas con discapacidad asumimos entre otras,  estas ideas fundamentales:  -El gobierno  sólo es el medio escogido por el pueblo para ejecutar su voluntad, está igualmente sujeto a sufrir abusos y corrupción antes de que el pueblo llegue a actuar a través de él.

-¿Debe el ciudadano renunciar a su conciencia, siquiera por un momento o en el menor grado a favor del legislador? ¿Entonces por qué posee conciencia el hombre? Debemos primero ser hombres y luego súbditos.-No es deseable cultivar tanto respeto por la ley como por lo correcto. -La ley jamás hizo a los hombres ni un ápice más justos; además, gracias a su respeto por ella hasta los más generosos son convertidos día a día en agentes de injusticia -No sé de ningún hecho más estimulante que la incuestionable capacidad del hombre por elevar su vida por medio del esfuerzo consciente.

-Ciertamente el poder pintar un cuadro, el esculpir una estatua o, en fin, el hacer bellos algunos objetos; sin embargo, es mucho más glorioso el esculpir o pintar el medio a través del cual nos miramos, lo cual es factible moralmente. Influir en la calidad del día, ésa es la más elevada de las artes. -Cuánta mayor eficacia y elocuencia puede combatir la injusticia aquel que la ha sufrido, aun en escasa medida, en sus propias carnes. -Me cuesta menos en todo sentido incurrir en la penalidad de la desobediencia al Estado, de lo que me costaría obedecer. Me sentiría como si valiera menos en este caso.- Existen leyes injustas: ¿debemos estar contentos de cumplirlas, trabajar para enmendarlas, y obedecerlas hasta cuando lo hayamos logrado, o debemos incumplirlas desde el principio?

Nuestra desobediencia y resistencia civil además de otras acciones jurídicas, iniciativas populares, articulación con todos los órganos de control social, político y fiscal, la adelantamos llamando a nuestros representantes en todos los espacios de participación ciudadana, tanto del Sistema Distrital de Discapacidad como los demás del Gobierno Distrital, a que sí asisten, se nieguen a firmar  actas o listas de asistencia y se mantengan en alerta permanente en esta continuada movilización social por el respeto a las personas con discapacidad y a sus derechos adquiridos hasta que conminemos a las servidoras y servidores públicos responsables en todos los sectores de la Administración Distrital a realizar las mesas de trabajo sectorial o comisiones negociadoras en todas las aéreas de interés social, para construir  un autentico, verídico y efectivo plan de acciones afirmativas, culminando esta ruta participativa,  cabildo ciudadano o audiencia pública vinculante en la que se suscriban los acuerdos sociales y la plena restitución de nuestros derechos.

Por lo pronto convocamos a la ciudadanía en general a constituir una alianza estratégica o un frente amplio en la defensa de los derechos y el interés general que debe prevalecer sobre los intereses particulares así estos sean de grupos poderosos como lo quiere imponer el Alcalde Peñalosa; esta convocatoria en defensa de los sectores populares la realizamos en el marco de las siguientes consideraciones:

1. Desde el año 2011 en un contexto de corrupción generalizada conocido como el cartel de la contratación de manera inconsulta y por demás leonina le fue entregada a los monopolios del transporte la totalidad de las principales vías para que fueran usufructuadas en un término de 24 años constituyéndose así un negociado en el que unos pocos se enriquecen con las apremiantes necesidades de la inmensa mayoría.

2. Estas vías son diseñadas y construidas con recursos públicos y su mantenimiento, igualmente se costea con los impuestos de las Ciudadanas y Ciudadanos de Bogotá, es decir sobre las avenidas de las y los Bogotanos se mueven airosos y flamantes los multimillonarios dividendos de los magnates transportadores con el beneplácito de su colega Enrique Peñalosa.

3. La mayoría de los empleados, vigilantes y servicio policial igualmente es pagado con cargo a la abnegada ciudadanía que con sus impuestos da sostenibilidad a este emporio de los trasportadores recibiendo a cambio cada vez, un  pésimo servicio.

4. En el estudio adelantado por los Concejales Celio Nieves, Álvaro Argote y Jaime Caicedo en el año 2011 se estableció que del 100 % de las utilidades de los empresarios de Transmilenio S.A. y los demás operadores en el Sistema Integrado de Transporte tan solo devuelven un 4 %  al Distrito Capital quedándose con el 96 % de las gigantescas utilidades.

5. El mismo día en que entro en vigencia el nefasto Decreto 131 de 2017 simultáneamente se aumento en $ 200  pesos el costo del transporte para toda la Ciudadanía Bogotana, incrementando en un 10 % este valor  superando en gran medida el miserable aumento salarial de las trabajadoras y trabajadores, castigando a las personas con discapacidad  arrebatándoles el 50 % en el subsidio de transporte.

6. La pretendida justificación del señor Peñalosa es el déficit financiero de los Empresarios del transporte o la falta de presupuesto para cubrir el subsidio de nuestra población con Discapacidad, será que las 3 alzas en el costo del transporte en lo que va de este Gobierno de la autodenominada Bogotá Mejor para Todos no son suficientes  para que los multimillonarios sigan siendo más multimillonarios y a los pobres no se nos empobrezca más.

7. La medida atrabiliaria del actual Gobierno Distrital se excusa en un mentiroso estudio de Movilidad según el cual las Personas con Discapacidad solamente usamos 12 pasajes mensuales, será que este estudio determina cuantos millones de viajes  realizan mensualmente las Bogotanas y Bogotanos multiplicando los nueve millones de habitantes  por estos millones de viajes por $ 200 pesos de tan solo el último aumento que arrojaría  una archimillonaria cifra suficiente para cubrir el subsidio de las Personas con Discapacidad, Adultos Mayores y Estudiantes dejando un tremendo excedente para satisfacer la voracidad de los empresarios que es lo que realmente preocupa al Alcalde Peñalosa.

8. Asumiendo que los grupos poblacionales y sectores sociales más empobrecidos hemos sido lesionados innecesariamente con el discriminatorio Decreto 131 de 2017  exigimos   al  Alcalde Mayor y a sus amigos magnates del transporte que en un acto  de elemental  resarcimiento a nuestros derechos y cumpliendo con su responsabilidad social aporten de sus exageradas utilidades para consolidar una tarifa diferencial equivalente al aporte del Gobierno Distrital con cargo a los impuestos de la Ciudadanía Bogotana, es decir, si el subsidio del Gobierno Distrital para el transporte de las Personas con Discapacidad es de un 40% entonces que los empresarios igualmente aporten otro 40%, restituyendo así un 80% en el subsidio como indemnización social a esta población por el maltrato y la persecución ya demostrada   por parte del Alcalde Peñalosa y sus poderosos amigos transportadores.   

9. No podemos olvidar que los derechos consagrados no solo en la Constitución Política de Colombia, la Política Pública de Discapacidad y demás normas concordantes dan cuenta del poco o casi nulo avance en los demás derechos como Salud, Educación, Vivienda, Recreación, Deporte, Cultura, Trabajo por eso y por mucho más, no podemos que esta administración remate  con el retroceso de los derechos y de lo poco que hemos ganado.

10. Que estos  beneficios incluyan a las cuidadoras y cuidadores por ser quienes  siempre y en todo caso acompañan en sus desplazamientos a las personas con discapacidades como múltiples, cognitivas, y demás que generen dependencia.

Estos y otros interrogantes o cuestionamientos deben seguir siendo ventilados públicamente por lo que llamamos a todos los medios de comunicación sean masivos, tradicionales o comunitarios, alternativos y populares, a la academia, a la clase política sin importar sus colores, vertientes o ideologías y a la ciudadanía en general a dar el gran debate por el respeto a las Personas con Discapacidad, sus familias, cuidadoras, cuidadores y a sus derechos adquiridos como un ejemplo de la rampante inequidad e injusticia social  que tanto agobia a nuestra sociedad siendo causa de un conflicto que nuestro País quiere subsanar, pero que jamás lograra superar mientras  se mantengan infamias como las que estamos denunciando.

Finalmente acudimos a la solidaridad de todas y todos  adelantando foros y actividades que mantengan en la agenda publica a las Personas con Discapacidad a sus difíciles circunstancias y a sus alternativas de solución, iniciando con una pregunta que todas y todos debemos responder haciéndola viral o generando tendencia en todas las redes sociales, en todos los medios  de comunicación y con todas las metodologías encuestadoras.

La pregunta es: ¿ESTÁ USTED DE ACUERDO CON QUE EL ALCALDE PEÑALOSA LE QUITE LA MITAD DEL SUBSIDIO DE TRANSPORTE A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD?   SI…O…. NO…

SI SU RESPUESTA ES SI ¿CONSIDERA QUE LAS UTILIDADES FINANCIERAS DEBEN ESTAR POR ENCIMA DE LOS BENEFICIOS DE LEY O LOS DERECHOS ADQUIRIDOS POR LOS GRUPOS DE PROTECCION ESPECIAL POR PARTE DEL ESTADO.

SI SU RESPUESTA ES NO ¿COMO SE PODRIA RESTAURAR EL SUBSIDIO DEL TRANSPORTE Y RESTITUIR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD?......    

Frase celebre

Los únicos procedimientos de que puede valerse un pueblo para protegerse a sí mismo, contra la tiranía de gobernantes que cuenten con fuerzas modernas de policía, son los procedimientos no violentos, como la no cooperación en masa y la desobediencia civil….. Aldous Huxley

DESDE LOS BOLARDOS HASTA EL RAPONAZO A LOS DERECHOS ADQUIRIDOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD TODA UNA RELACIÓN LACRIMÓGENA CON PEÑALOSA

DESDE LOS BOLARDOS HASTA EL RAPONAZO A LOS DERECHOS ADQUIRIDOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD TODA UNA RELACIÓN LACRIMÓGENA  CON PEÑALOSA

Por Nelson Julián Villamizar

La imagen con que más se asocia el primer periodo gubernamental de Enrique Peñalosa en el Distrito Capital al menos para las personas con discapacidad es la de prohibición hecha cemento, como podemos calificar a los bolardos, que impedirían el parqueo de los vehículos en lugares no permitidos, originalmente pretendían erigirse como un elemento defensor del espacio público convirtiéndose paradójicamente en un estorbo más que aumenta el panorama de barreras arquitectónicas, que deben ser sorteadas o superadas por la población de personas con discapacidad particularmente los usuarios de sillas de ruedas o con movilidad reducida, las personas ciegas o con baja visión irreversible.

El dolor en las canillas o en las rodillas causado en cada choque con esta semejanza fálica o su impertinente presencia atravesado  ante una rampa trae un mal recuerdo del periodo de la Alcaldía entre 1998-2001 denominado “por la Bogotá que queremos”, que por ese entonces ya demostraba que poco quería a las personas con discapacidad, que como ahora en esta “Bogotá mejor para todos” pueden testimoniar como se debaten en esta Bogotá peor para todos los vulnerables o más vulnerados por este indolente mandato Neoliberal, que prefiere superponer  los intereses y las utilidades de los poderosos  sobre las necesidades y derechos adquiridos de las comunidades más empobrecidas en este caso los estudiantes, adultos mayores y personas con discapacidad.

Así lo demuestra la autocrática y atrabiliaria determinación de eliminar de un solo golpe el 50 %  del subsidio para el transporte, que en el caso de las personas con discapacidad ya era una conquista lograda después de muchas luchas y gestiones sociales, políticas y administrativas en el año 2011 con el Acuerdo 484, ratificado y reglamentado por el Decreto 429 de 2012, que hoy son burlados y menoscabados para  resguardar las ventajas de los empresarios del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá, que se lucran usufructuando las más importantes  vías que son diseñadas, construidas y mantenidas con los recursos públicos provenientes de los impuestos que directa o indirectamente pagamos todas y todos.

Esta entre otras “caricias” torpes y burdas del Doctor Peñalosa, motivaron  a nuestra comunidad a dar inicio a la movilización social por el respeto a las personas con discapacidad y a sus derechos adquiridos, en una primera fase acontecida el pasado miércoles 19 de Abril, con una marcha pacífica en la que confluyeron desde todas las localidades y todos los sectores ideológicos, religiosos y políticos y de todas las organizaciones sociales y expresiones del movimiento social por los derechos de las personas con discapacidad, sus familias, cuidadoras y cuidadores, desencadenante de un proceso reivindicatorio  con un estallido social con singular episodio y escenario en la Plaza de Bolívar.

Esto gracias al muy comprometido y beligerante activismo de los militantes de “Sintrapol” Simpáticos Trabajadores de la Policía, que en un inverosímil ejemplo de la bestialidad con que han sido amaestrados agredió con bombas lacrimógenas a nuestra población de protección especial por parte del Estado, que en buen número estaba constituido por “peligrosos” niños y niñas con múltiples discapacidades con sus terribles cómplices ancianos y jóvenes amenazantes que apoyados en sus muletas de repetición,  detrás de sus bastones de alto calibre y sobre sus  acorazadas sillas de ruedas, pretendían tomase la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Al margen de este patético bombazo que con su fuerza expansiva nos elevo a la altura de la agenda pública,  pudimos  cumplir nuestra consigna unido lo gramos y si no nos atiende nos quedamos y fue así como después de la atención del Esmad nos atendieron los servidores y servidoras del Gobierno Distrital, instalando una mesa de concertación entorno a nuestro pliego de peticiones, estableciendo una ruta participativa con varias metas o estaciones intermedias para nuestra población que hasta ahora no  había sido posible adelantar en esta administración y que nos llevará a una de las metas finales que será el gran cabildo ciudadano con un acompañamiento previo desde las primeras estaciones de todos los organismos de control incluido el Concejo Distrital de Bogotá que ejerce el control político y fiscal.

La primera estación en la ruta participativa será un Consejo Distrital de Discapacidad ampliado en el que además de escuchar las primeras respuestas al pliego de peticiones, definiremos el cronograma para avanzar a las siguientes metas o estaciones entre ellas las 14 mesas de trabajo sectorial donde nuestra comunidad según los perfiles e intereses podrán participar amplia y democráticamente en las mesas de salud, educación, empleo, movilidad, etc., en síntesis esta ruta la recorreremos en un tren blindado que inicio su trayectoria el pasado 19 de Abril, siendo su destino el respeto a las personas con discapacidad y sus derechos adquiridos.

El blindaje de este tren lo logramos involucrando en un llamado amoroso y solidario a los medios de comunicación masivos o tradicionales y a los comunitarios, alternativos y populares para que la comunidad en general nos acompañe con una efectiva estrategia de comunicación que ya demostró sus bondades captando y divulgando al mundo entero la gaseada en la Plaza de Bolívar otro componente del blindaje es el buen relacionamiento con los Concejales, las Concejalas y la totalidad de los organismos de control y sobre todo el acompañamiento de la ciudadanía  que como constituyente primario y con los mecanismos de participación en el Marco Constitucional y Legislativo podamos propiciar las transformaciones  y correcciones  que sean necesarias incluyendo la restitución de nuestro subsidio de transporte entre los DESDE LOS BOLARDOS HASTA EL RAPONAZO A LOS DERECHOS ADQUIRIDOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD TODA UNA RELACIÓN LACRIMÓGENA  CON PEÑALOSA

Por Nelson Julián Villamizar

La imagen con que más se asocia el primer periodo gubernamental de Enrique Peñalosa en el Distrito Capital al menos para las personas con discapacidad es la de prohibición hecha cemento, como podemos calificar a los bolardos, que impedirían el parqueo de los vehículos en lugares no permitidos, originalmente pretendían erigirse como un elemento defensor del espacio público convirtiéndose paradójicamente en un estorbo más que aumenta el panorama de barreras arquitectónicas, que deben ser sorteadas o superadas por la población de personas con discapacidad particularmente los usuarios de sillas de ruedas o con movilidad reducida, las personas ciegas o con baja visión irreversible.

El dolor en las canillas o en las rodillas causado en cada choque con esta semejanza fálica o su impertinente presencia atravesado  ante una rampa trae un mal recuerdo del periodo de la Alcaldía entre 1998-2001 denominado “por la Bogotá que queremos”, que por ese entonces ya demostraba que poco quería a las personas con discapacidad, que como ahora en esta “Bogotá mejor para todos” pueden testimoniar como se debaten en esta Bogotá peor para todos los vulnerables o más vulnerados por este indolente mandato Neoliberal, que prefiere superponer  los intereses y las utilidades de los poderosos  sobre las necesidades y derechos adquiridos de las comunidades más empobrecidas en este caso los estudiantes, adultos mayores y personas con discapacidad.

Así lo demuestra la autocrática y atrabiliaria determinación de eliminar de un solo golpe el 50 %  del subsidio para el transporte, que en el caso de las personas con discapacidad ya era una conquista lograda después de muchas luchas y gestiones sociales, políticas y administrativas en el año 2011 con el Acuerdo 484, ratificado y reglamentado por el Decreto 429 de 2012, que hoy son burlados y menoscabados para  resguardar las ventajas de los empresarios del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá, que se lucran usufructuando las más importantes  vías que son diseñadas, construidas y mantenidas con los recursos públicos provenientes de los impuestos que directa o indirectamente pagamos todas y todos.

Esta entre otras “caricias” torpes y burdas del Doctor Peñalosa, motivaron  a nuestra comunidad a dar inicio a la movilización social por el respeto a las personas con discapacidad y a sus derechos adquiridos, en una primera fase acontecida el pasado miércoles 19 de Abril, con una marcha pacífica en la que confluyeron desde todas las localidades y todos los sectores ideológicos, religiosos y políticos y de todas las organizaciones sociales y expresiones del movimiento social por los derechos de las personas con discapacidad, sus familias, cuidadoras y cuidadores, desencadenante de un proceso reivindicatorio  con un estallido social con singular episodio y escenario en la Plaza de Bolívar.

Esto gracias al muy comprometido y beligerante activismo de los militantes de “Sintrapol” Simpáticos Trabajadores de la Policía, que en un inverosímil ejemplo de la bestialidad con que han sido amaestrados agredió con bombas lacrimógenas a nuestra población de protección especial por parte del Estado, que en buen número estaba constituido por “peligrosos” niños y niñas con múltiples discapacidades con sus terribles cómplices ancianos y jóvenes amenazantes que apoyados en sus muletas de repetición,  detrás de sus bastones de alto calibre y sobre sus  acorazadas sillas de ruedas, pretendían tomase la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Al margen de este patético bombazo que con su fuerza expansiva nos elevo a la altura de la agenda pública,  pudimos  cumplir nuestra consigna unido lo gramos y si no nos atiende nos quedamos y fue así como después de la atención del Esmad nos atendieron los servidores y servidoras del Gobierno Distrital, instalando una mesa de concertación entorno a nuestro pliego de peticiones, estableciendo una ruta participativa con varias metas o estaciones intermedias para nuestra población que hasta ahora no  había sido posible adelantar en esta administración y que nos llevará a una de las metas finales que será el gran cabildo ciudadano con un acompañamiento previo desde las primeras estaciones de todos los organismos de control incluido el Concejo Distrital de Bogotá que ejerce el control político y fiscal.

La primera estación en la ruta participativa será un Consejo Distrital de Discapacidad ampliado en el que además de escuchar las primeras respuestas al pliego de peticiones, definiremos el cronograma para avanzar a las siguientes metas o estaciones entre ellas las 14 mesas de trabajo sectorial donde nuestra comunidad según los perfiles e intereses podrán participar amplia y democráticamente en las mesas de salud, educación, empleo, movilidad, etc., en síntesis esta ruta la recorreremos en un tren blindado que inicio su trayectoria el pasado 19 de Abril, siendo su destino el respeto a las personas con discapacidad y sus derechos adquiridos.

El blindaje de este tren lo logramos involucrando en un llamado amoroso y solidario a los medios de comunicación masivos o tradicionales y a los comunitarios, alternativos y populares para que la comunidad en general nos acompañe con una efectiva estrategia de comunicación que ya demostró sus bondades captando y divulgando al mundo entero la gaseada en la Plaza de Bolívar otro componente del blindaje es el buen relacionamiento con los Concejales, las Concejalas y la totalidad de los organismos de control y sobre todo el acompañamiento de la ciudadanía  que como constituyente primario y con los mecanismos de participación en el Marco Constitucional y Legislativo podamos propiciar las transformaciones  y correcciones  que sean necesarias incluyendo la restitución de nuestro subsidio de transporte entre los demás derechos adquiridos arrebatados en esta lacrimógena relación con el Alcalde Peñalosa.

Pautas

PROCLAMA STEREO